Muchas veces en AutoCAD® podemos alcanzar el mismo resultado de varias formas distintas, o al menos de dos formas distintas. La clave, al igual que con otros comandos de AutoCAD®, es saber o descubrir como usar la alternativa más conveniente.

Con las polylíneas de AutoCAD® pasa exactamente lo mismo, ya que en ciertas ocasiones es muy conveniente usarlas y de esta manera agilizar el manejo de tus objetos de dibujo.

Las polylíneas (comando “_pline”) son como las líneas de AutoCAD® (comando “_line”), pero con la particularidad que permanecen unidas entre sí. Son líneas que están unidas una con otra. Es decir que si tenemos por ejemplo tres líneas unidas desde sus puntos finales, esto se puede transformar en un solo objeto: una polylínea.

De esta manera, estaríamos visualizando en la pantalla exactamente lo mismo, pero al tener una polylínea en vez de tres líneas, estaríamos utilizando un solo objeto en vez de tres.

.

Hay tres cualidades principales que obtenemos al utilizar polylíneas, estas son:

  • Reducción en la cantidad de objetos de AutoCAD®
  • Facilidad en la selección de objetos
  • Capacidad de representar espesores a los objetos

.

  • Reducción en la cantidad de objetos de AutoCAD®

Al ser líneas unidas en un solo objeto, quedan representadas tantas líneas como se necesiten en un solo objeto.

Por ejemplo, un cuadrado puede ser o cuatro líneas o sólo una polylínea.

.

  • Facilidad en la selección de objetos

Al seleccionar una polylínea, es como si estuviéramos seleccionando varias líneas a la vez, por lo que esto nos puede ser de gran utilidad cuando necesitemos seleccionar varios objetos para editarlos (cambiarles el layer, color, ubicaciones, etc…), y sobre todo en grandes cantidades de objetos.

Por ejemplo, si tuviéramos una casa vista de arriba en donde se representan las paredes con líneas, sería más conveniente usar una sola polylínea como contorno de esas paredes, y así con un solo clic, podríamos seleccionar la pared.

.

  • Capacidad de representar espesores a los objetos

Es muy común tener que representar dentro de un plano diferentes tipos de líneas con diferentes espesores. Esto se puede conseguir de varias formas: una es mediante la asignación de propiedades al imprimir tu dibujo (con esta opción sólo se verían los diferentes espesores sobre el papel impreso).

Otra opción es asignarle a los objetos espesores de líneas mediante el comando “_lineweight” (este espesor no es real del objeto, es sólo visual); o sino asignarles un ancho físico a tus polylíneas. Es decir que las polylíneas se verán siempre con el espesor que les asignes.

Con esta opción tenemos el control total del espesor del objeto, ya que al imprimirse, ese espesor va a abarcar el mismo espacio que como lo vemos en la pantalla, y así evitamos diferencias de espesores entre lo visual en pantalla y lo real en el papel impreso.

.

Otro detalle a considerar es que puedes descomponer una polylínea y esta pasará a ser sólo líneas. O  sea que si tú explotas (comando _explode) una polylínea, se convertirá en simples líneas individuales.

Esto es bien importante, ya que puedes empezar optando por utilizar polylíneas, y luego si crees que te conviene utilizar líneas en su reemplazo, solo explótalas y listo.

De igual manera, puedes utilizar el comando “_pedit” para convertir líneas contínuas a polylíneas (al revés que antes), pero no es tan simple como a la inversa.

Analiza tus dibujos y planos, y decide en qué casos es conveniente o no utilizar líneas o polylíneas.

.

Te ha gustado?

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.